Novedades

blog-img

¿Qué es el metaverso?

Es una realidad digital a la que accedemos a través de dispositivos especiales como gafas de realidad virtual o aumentada a través de las cuales podremos interactuar con otros usuarios. Cada uno de estos usuarios tendrá un avatar (su personaje tridimensional personalizado en el mundo virtual) e interactuarán a través de objetos en mundos inmersivos.

Cómo acceder al metaverso

En la actualidad podemos disfrutar de una colección de mundos virtuales formados por juegos, programas y plataformas separadas que solo tienen en común sus tecnologías de acceso. Por eso, hay diferentes plataformas a las que puedes acceder de distintas formas.

No se trata de un solo dispositivo ni tecnología universal que te permita acceder a todos los mundos que existen en el multiverso. Cada uno tiene su puerta de entrada que podrás disfrutar desde el ordenador, la tablet, el móvil o con gafas de realidad virtual o aumentada.

Hay muchas empresas están apostando por el desarrollo de esta tecnología. Por ejemplo, Facebook (Meta) y Microsoft están en el proceso. Pero no solo están invirtiendo en el campo empresas tecnológicas, sino también marcas y firmas de lujo. Por ejemplo, Nikeland se desarrolla en Roblox, Fortnite, Gucci, Ralph Lauren, Balenciaga e incluso Zara ya han lanzado sus propios proyectos al respecto.

Características del metaverso

1# Son espacios interactivos

Un usuario que esté en el metaverso es capaz de comunicarte e interactuar tanto con otros usuarios/avatares como con el universo virtual en sí mismo. También añade una característica de causalidad, ya que los usuarios son partícipes de los cambios que ocurren a su alrededor.

2# Son entornos corpóreos

En segundo lugar, estos espacios virtuales o metaversos se caracterizan por estar sujetos por unas leyes de la física y existe escasez de recursos igual que ocurre en el mundo tangible tal y como lo conocemos.

3# Es persistente y autónomo por sí mismo

Por último, en tercer lugar, también son persistentes y autónomos por si mismos. Esto significa que pese a que no estemos usando el metaverso, este sigue funcionando. Esto le da la propiedad de ser un organismo vivo, en el que independientemente de que los usuarios estén o no conectados al mismo las dinámicas del mundo siguen funcionando.

4# Está descentralizado

El metaverso no es propiedad de una empresa o de una sola plataforma, sino de todos sus usuarios, quienes también pueden controlar sus datos privados. La tecnología Blockchain es una gran parte de esto porque garantiza que todas las transacciones dentro de un mundo virtual sean públicas, fáciles de rastrear y seguras en todo el mundo.

5# Sin límites

Como espacio virtual 3D, el metaverso elimina todo tipo de barreras, físicas o de otro tipo. Es un espacio infinito donde no hay límites sobre cuántas personas pueden usarlo al mismo tiempo, qué tipos de actividades pueden realizarse, qué industrias pueden ingresar, etc. Amplía la accesibilidad más que las plataformas de Internet actuales.

6# Economías virtuales

Por últimos, los usuarios pueden participar en economías virtuales descentralizadas impulsadas por criptomonedas. Esto incluye mercados donde los usuarios pueden comprar, vender e intercambiar artículos como activos digitales como avatares, ropa virtual, NFT o entradas para eventos.

Tipos de metaversos

Dentro de los metaversos tradicionales, por llamarles de alguna forma, encontramos videojuegos clásicos como Grand Theft Auto, que permite establecer relaciones con otros usuarios de forma virtual en un mundo abierto que simula el real.

Dentro de los metaversos de blockchain existe una distinción entre centralizado y descentralizado. La principal diferencia entre estos dos tipos está en el control del mundo virtual. Esas empresas tienen el control total sobre los metaversos de blockchain centralizados, como el lanzamiento de Facebook. En ellos, la organización tiene todos los datos de los usuarios, siendo la única que decide sobre su futuro.

Asimismo, la diferencia entre ambas es que los primeros integran criptopagos y los elementos virtuales tienen la forma de NFT. Por lo tanto, tienen una economía virtual propia. Pero el control de esta economía está en manos de unos pocos organizadores.

Por último, están los metaversos blockchain descentralizados. Estos tienen una economía virtual completamente autónoma controlada por los usuarios. En otras palabras, todos estos metaversos serán controlados completamente por los usuarios en el futuro.

La llegada de los metaversos todavía está lejos. Además de la falta de la infraestructura hay otros debates y dudas sobre cómo se podría llevar a cabo un modelo de negocios de esta naturaleza, ya sea por suscripción, compras virtuales o publicidad, y en materia de privacidad y uso de datos de los usuarios.

 

Tags