Novedades

blog-img

Arrendamiento sin garantía.

Este tipo de arrendamiento se caracteriza por la ausencia de garantía y menores plazos de desalojo en comparación con el régimen estatutario y el régimen de libre contratación. Es otra opción que no deroga los otros regímenes existentes de arrendamiento. Rige para cualquier inmueble en todo el país (urbano, suburbano y rural)

Hay que cumplir con determinados requisitos: destino casa habitación, ausencia de garantía, contrato por escrito detallando precio (puede ser en moneda nacional, extranjera, UI,   efectivo), plazo (no hay mínimos, si máximo 15 años) y descripción por la ley 19.889 (art 444 de la LUC).

En caso de no estar prevista la mora automática, la intimación al pago se puede realizar por telegrama colacionado con acuse de recibo y el inquilino cae en mora al tercer día contado desde la intimación. El arrendador no necesita realizar trámite judicial o extrajudicial alguno.

Importante a saber que la ley prevé la prórroga automática del contrato salvo comunicación contraria no menor a los 30 días. La prórroga será por plazos iguales a los pactados en el contrato.

El contrato de alquiler se puede inscribir en el registro correspondiente y se puede hacer valer frente a terceros.

Esta posibilidad adicional de arrendamiento le permite al inquilino arrendar sin garantía y permite al propietario pactar la mora automática, reducir los plazos de desalojo y la posibilidad de arrendar sin plazo mínimo.

Tanto para el inquilino como para el propietario tiene pros y contras. Por el momento esta opción no es de las más consideradas por los propietarios.

 

 

Tags